domingo, 14 de junio de 2009

2. Mis cumpleaños



Para finales de los noventa, todo el mundo pasaba un Euro-año becado en Italia, bebiendo vino de supermercado, conociendo a australianos y asistiendo a fiestas multiraciales en cocinas comunes. Por mi vigésimo cumpleaños recibí el gato chino que saludaba pendularmente desde la ventana del Departamento de Lenguas Modernas. Un regalo de la chica soñadora. Era rara y era lo que más me atraía. _ Me costó mucho robarlo. En cuanto lo vi a principio de curso, pensé que era para ti_. Yo siempre creí que había comprado uno igual en la tienda de la esquina, y que el original había sido barrido por el fin de curso que nos abducía a todos de vuelta hacia las casas de nuestros padres, hacia nuestra primera crisis de mediana edad y nuestros primeros trabajos mileuristas. Sí. los veinte son un recuerdo borroso.

Cristina Abril, José Luis Merino, Silvia Rodríguez. Valladolid.
 
hit tracker
blogspot counter