jueves, 6 de agosto de 2009

1. Película avergonzante: Dirty Dancing



DIRTY DANCING

Es mi gran película romántica de los domingos por la tarde, desde que era pequeña. Es una película del año 1987, pero no os vayáis a creer que me lo sé, lo he tenido que buscar. No sé decir cuándo la vi por primera vez, pero si os puedo decir que no la entendí bien del todo por lo pequeña que era: el año en que sacaron la película yo tenía cuatro años, e intuyo que no la vería hasta los seis o siete. Me encantó porque me gustaba identificarme con la protagonista (cómo no), con Patrick Swayze de chico. ¡Lo que me gustaba a mí!

Escenas como aquella en la que la protagonista pilla a una de las señoras que pagaba a Patrick por una noche de desenfreno saliendo de su estudio, vistiéndose mientras se iba... de vuelta con su marido. Os puedo asegurar que pensé que era la señora que le limpiaba la casa o algo así. O escenas como ésa en la que la compañera de baile de Patrick se había quedado embarazada y luego le provocan un aborto… aparecía en la cama con sudores, ¡y yo que creí que tenía un constipado!

Poseía el picante del baile, del ligoteo entre chico y chica, ese punto del chico malo con la chica de buena familia, y ambientada en unas aburridas vacaciones en familia que se convierten en el mejor verano de una vida. ¡Ese gran momento del salto en el lago, cuando ella salta y él la coge, y aquel del ensayo cuando ya están liados y se ponen a bailar y a hacer playback!

¿Y la banda sonora?!Qué bonita! The time of my life cantada por Bill Medley y Jennifer es mítica. Es una película que da corte reconocer que te gusta, sí, es verdad, pero creo que la gran mayoría de las mujeres tenemos una película así en nuestra vida. Intentaré comprármela algún día en un formato nuevo, pero de momento la tengo descargada en el ordenador y me la veo de vez en cuando, y vuelvo a la niñez y a los sentimientos puros y bonitos del primer amor.

Sara, Madrid.

 
hit tracker
blogspot counter